jueves, 4 de julio de 2013

el bambú en la construcción

El bambú es una herbácea no habitual en Europa, ya que necesita de un clima tropical para su desarrollo. Sin embargo, en aquellos países donde crece de manera espontánea, tiene una enorme difusión en el mundo de la construcción, sobre todo el sudeste asiático. 


Destacamos el bambú como un material resistente, duradero, ecológico y renovable. Frente a la madera tradicional tiene muchas ventajas, las principales son su bajo consumo energético para su elaboración, ya que no necesita ser cortado, ni tratado superficialmente, etc. Su bajo precio debido a su rápido crecimiento, llegando a crecer un metro diario. Por último, absorbe gran cantidad de anhídrido carbónico, hecho que contribuye a disminuir el efecto invernadero a nivel mundial. 

Además de sus ventajas ecológicas como material de construcción, hoy también queremos destacar en nuestro blog la belleza plástica que se puede alcanzar en los proyectos. Hemos visto como diferentes estudios, la mayoría asiáticos, lo utilizan habitualmente como un elemento esencial de su construcción tanto en la estructura, como en revestimientos exteriores. Muchos de ellos lo trabajan con tanta sensibilidad que están dignificando un material conocido como "el oro verde del hombre pobre".

Os dejamos algunas imágenes de proyectos que nos han cautivado.

Una vivienda en bélgica que lo emplea como material para su revestimiento exterior. Palos de bambú dispuestos verticalmente en marcos de acero de color negro. En combinación con el reflejo de los árboles circundantes en el vidrio, crea un efecto interesante.






Una estructura de bambú en medio de un parque de Taipei. La estructura está hecha de un marco de bambú doblado que se construyó poco a poco, tejido como un gran canasto que emerge desde una base de gravilla, tierra y roca. 
 

El bambú también genera sombra en el interior, manteniendo una conexión con el sol. Tragaluces elípticos se tejen en el techo, permitiendo el acceso del aire y otorgando una visión del exterior. 

 La vegetación plantada en la base de la estructura sube poco a poco por su entramado, tejiendo su camino entre las rejillas de bambú. A medida que la hiedra crece la estructura se verá cada vez más natural.




Un patio de bambú cerca de Shangai que abarca los fundamentos tradicionales del jardín chino. Aquí utilizan el bambú como revestimiento exterior dispuesto en vertical y horizontal para producir efectos de profundidad visual al caminar alrededor de ellos. 





Desde el exterior, el patio de bambú es una forma cúbica con una variación de sólidos y vacíos. La verticalidad fuerte se hace más evidente por la noche cuando las luces iluminan los alrededores. Los materiales naturales como el bambú y el ladrillo proporcionan una sensibilidad sostenible a todo el conjunto.