viernes, 15 de marzo de 2013

01#casas que nos inspiran

Una explosión de color en la casa de una artista


En la sección #casasquenosinspiran, os acercamos a la casa de una joven artista danesa, Maggie Kempinska.

El interior de su vivienda es una tan colorido como su obra. Trabaja principalmente con técnica mixta y recortes de papel, y sus collages están llenos de color. Creados con una serie de materiales variados e interesantes, incluyendo tintas, textiles y cartón. Una de sus características es la expresividad de sus trabajos, con una belleza vaga y extraña de elementos no definidos que crecen en el espectador.

Maggie además de ser una apasionada del color también siente una gran debilidad por los muebles de diseño italiano y es también evidente en su casa, ya que cuenta con algunas piezas de muebles italianos. Esto se mezcla con hermosos muebles y artículos para el hogar procedentes de las mejores casas de diseño danés. 




En su vivienda destacamos los siguientes aspectos que nos han resultado muy interesantes. 

Empleo del color inteligente sobre bases en blanco y negro. Decorar con bases en blanco y negro proporciona una serenidad que ayuda, sin duda, a enfatizar la aplicación de colores atrevisdos. En este caso un fodo de imágenes en blanco y negro, de la propia autora, permite que destaquen sin estridencias muebles de colores brillantes, como son el sofá rojo de Moroso, la silla rosa de Vitra (Slow Chair) y una alargada alfombra verde para asentar toda la composición.  



Espacios abiertos. La planta originalmente estaba fragmentada en cinco pequeñas habitaciones. Tras la reforma la casa ha sido reconfigurada para que los espacios fluyan en la planta baja, de modo que ahora cocina, comedor y sala es un único espacio muy bien configurado. En su afán por elegir buenas piezas de diseño, destacar en primer plano la mesa de comedor de Weber y a su alrededor varias Gubi Chair en cuero. La lámpara suspendida es de Moooi y los tazones de la mesa de CasaShop





Transición entre diferentes planos. La vivienda se apoya en un terreno con pendiente que aprovechan  para organizarla en varios planos que se recogen y unifican en una gran cubierta a dos aguas. Lo más interesante es la visual que se consigue desde la primera planta, desde donde se puede ver como se van articulando los espacios hasta la cota inferior. Ayudado, sin duda, por la luz natural, en lucernarios y huecos verticales, que le dota de un ritmo visual muy atractivo. 





Se retoma texturas en desuso. El dormitorio es un refugio de color, formas y texturas. Se emplea palo de rosa en los frentes de armario para otorgar calidez al espacio, una madera olvidada en el mundo del diseño que se retoma en este proyecto con la intención de reforzarla gracias al colorido de la ropa de cama y cojines (Hay y Ferm Living).



¿Os gusta aplicar color en vuestro hogar? A nosotros, aplicarlo con criterio, ¡nos encanta! 
Para leer más sobre la casa de Maggie: here

Fuentes: bo-bedre.no